FUNDAS

Protege tu inversión de los elementos y de las miradas curiosas.

Lavar y encerar tu moto se puede disfrutar en un sábado por la tarde un par de veces por mes, pero cuando tienes que hacerlo cada vez que la quieres usar ya no resulta tan divertido.

Quizá no tienes una cochera cerrada o usas estacionamiento público, con la funda previenes que los curiosos sepan qué hay debajo.

El sol afecta mucho todas las superficies en general, la pintura y los velocímetros, el polvo acumulado comienza hacer rayones y en ocasiones mascotas glotonas pueden fastidiarte un buen asiento o dejar su huella sobre el tanque.

Una funda ligera que puedas poner y quitar tu mismo es una buena idea para cuidar tu moto, la gran mayoría tiene muy buenos filtros UV, son repelentes al agua o impermeables, así que quitar el polvo acumulado sobre la funda sólo requiere un trapo húmedo, se guardan en muy poco espacio y están diseñadas específicamente para motocicletas.


Un tip para saber la talla que le queda a tu moto: Si no tiene parabrisas, viene de stock y su cilindraje es hasta 1200cc talla Grande, si tu moto es de gran cilindraje, con parabrisas, Tourpack, maleteras o manillares cuelgamonos, llevar talla XL-2XL.

Las Enduro, doble propósito y motos muy altas, cualquiera de las dos tallas le queda, simplemente que la talla 2xL muy posiblemente cubre toda la llanta hasta el piso.

Pon la funda hasta que tu moto está completamente fría, si lavaste la moto espera que esté seca por completo antes de poner la funda.